Certificado energético

¿Qué es el certificado energético?

Desde el día 1 de junio de 2013, todas las viviendas en venta o alquiler deben disponer de un certificado de eficiencia energética según el Real Decreto RD235/2013.

CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA

Es el documento resultante donde se recoge información sobre elementos constructivos del inmueble y sus instalaciones obteniendo así valores sobre demanda y consumo energético de un inmueble.

Con estos valores otorga al inmueble una calificación energética en función de las emisiones de CO2 y del consumo de energía.

ETIQUETA DE EFICIENCIA ENERGÉTICA

Esta etiqueta indica mediante una escala de 7 letras, de la A (la más favorable) a la G (más desfavorable), el nivel de emisiones de CO2 que se producen en la vivienda, de manera que el comprador o inquilino tengan un valor añadido a la hora de tomar decisiones, ya que una buena eficiencia energética reduce las facturas además de ahorrar energía, cuidando el medio ambiente.

En caso de obtener una mala valoración, sirve para tomar medidas en un futuro para mejorar la calificación, bien sustituyendo antiguas instalaciones, realizando cambios en el aislamiento, modificando carpinterías exteriores, etc.

OBLIGATORIEDAD DEL CERTIFICADO

Deben tener certificado todos aquellos inmuebles que se vayan a poner a la venta o alquiler, excepto:

- Edificios de viviendas que sean objeto de un contrato de arrendamiento por un tiempo inferior a cuatro meses al año.

- Edificios aislados con una superficie útil total inferior a 50 m2.

- Edificios de sencillez técnica y de escasa entidad constructiva que no tengan carácter residencial o público, ya sea de forma eventual o permanente, se desarrollen en una sola planta y no afecten a la seguridad de las personas.

- Edificios que se compren para su demolición.

- Edificaciones que, por sus características deban permanecer abiertas.

- Edificios y monumentos protegidos oficialmente por ser parte de un entorno declarado o en razón de su particular valor arquitectónico o histórico, cuando el cumplimiento de tales exigencias pudiese alterar de manera inaceptable su carácter o aspecto.

- Edificios utilizados como lugares de culto y para actividades religiosa.

- Construcciones provisionales con un plazo previsto de utilización igual o inferior a 2 años.

- Edificios industriales y agrícolas, en la parte destinada a talleres, procesos industriales y agrícolas no residenciales.

Por otro lado, será obligado para todos los edificios de nueva construcción y también cuando se haga una rehabilitación o reforma de edificio con una superficie útil superior a 1.000 m2, que afecte a más del 25% del total de sus cerramientos.

PERIODO DE VALIDEZ Y REALIZACIÓN DEL MISMO

Este certificado tiene una validez de 10 años, no obstante, el propietario podrá proceder voluntariamente a su actualización cuando considere que existen variaciones en aspectos del edificio que puedan modificar el certificado.

Dicho certificado deberá realizarse por técnicos competentes (arquitectos, arquitectos técnicos, ingenieros e ingenieros técnicos), que después de visitar el inmueble y de recopilar los datos y medidas necesarias, elaborará dicho certificado según los procedimientos autorizados por el Ministerio de Industria.

Datos personales